Páginas

Huellas en la arena


Una noche un hombre tenía un sueño.
Él soñaba que recorría la playa con el SEÑOR.
A través del cielo pasaban las escenas de su vida.
Para cada escena, él notó que se marcaban
Dos pares de huellas en la arena;
Un par le pertenecían a el, y el otro par pertenecían al SEÑOR.

La vaca

Un maestro samurai paseaba por un bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió hacer una breve visita al lugar.
Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de realizar visitas, conocer personas y las oportunidades de aprendizaje que obtenemos de estas experiencias. Llegando al lugar constató la pobreza del sitio: los habitantes, una pareja y tres hijos, vestidos con ropas sucias, rasgadas y sin calzado; la casa, poco más que un cobertizo de madera...

Una lechuga no es un plato

¡Hay un gusano en mi plato!, dijo Matías haciendo gestitos con la mano como para ahuyentarlo. El gusano primero miró el plato, después miró a Matías y luego dijo:
- ¡Glup!, parece que me equivoqué. Esta no es una hoja de lechuga.

El Sabio y el Rey

Un Rey soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño.


-¡Qué desgracia mi Señor! - exclamó el Sabio - Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra Majestad.

-¡Qué insolencia! - gritó el Rey enfurecido - ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Abrazar

Cuando la persona que amas te abraza, forma un círculo con sus brazos, un círculo de ternura y calidez, comprensión y protección.

En medio del círculo estás tú. Y justo en ese momento, tú eres el centro de su universo.

Cuando te abraza la persona que amas, es como si te crecieran alas.

En medio de ese círculo encuentras la calma. El abrazo nos protege como una barrera que nos aparta de la hostilidad del mundo.

Al interior de sus brazos es tibio y confortable. ¡Es un lugar donde deberías estar con mayor frecuencia!

Abrazar y ser abrazado para ser el centro del universo. Todos lo necesitamos y debemos compartirlo.

Siete años

Siete años han pasado
y de ti no me he olvidado.
Extraño tu voz
Extraño tus besos
Extraño tu risa
Y tus consejos.
Siete años han pasado
Y de ti yo no me he olvidado
Fue horrible tu partida
Peor lo fue la despedida.

La Pregunta en el Examen

Una simple pregunta en un examen, que nos recuerda la importancia que tienen todas las personas que conocemos...

Durante mi segundo semestre en la escuela, nuestro profesor nos dió un examen sorpresa.
Yo era un estudiante consciente y leí rápidamente todas las preguntas, hasta que leí la última:

¿Cuál es el nombre de la mujer que limpia la escuela?